La mujer de la nieve y la abuela de la montaña las dos Yokais más poderosas del folclore japonés


Uno de las mitologías y folclores más ricos y extensos del mundo no es otro que el folclore japonés. Lugar donde prácticamente todos los objetos inanimados, naturaleza, y un largo etcétera tienen vida propia o forman parte de antiguas historias de dicho país.
Dentro de esta amalgama de fantasmas, demonios, dioses y espíritus están los YOKAI (espíritu en japonés).


De yokais hay muchos y de los más variopinto, desde sandalias que toman vida hasta cabezas con brazos y piernas que aterrorizan a la población, pero en esta ocasión nos centraremos en dos de los más poderosos o mejor dicho dos de las más poderosas, ya que YukiOnna (traducción mujer de la nieve) y de YamaUba (traducción abuela de la montaña) son yokais de genero femenino.
La mujer de la nieve (YukiOnna) es una figura muy conocida en el folclore y la cultura popular japonesa, normalmente es representada como una mujer de cabello largo y color negro azabache, esbelta, bella, con una piel increíblemente pálida y que utiliza un kimono blanco. Se le aparecía a los humanos perdidos en las tormentas de nieve o noches de fuerte nevada, flotando a través de ella, sin dejar huella alguna a su paso.
Como su nombre indica es una yokai asociada al invierno, y a las noches gélidas de la Isla de Japón.
En muchos antiguos relatos nipones, YukiOnna aparece ante los viajeros perdidos en la nieve y acaba con ellos transformándolos en estatuas de hielo, extraviándolos para verlos morir en el frío, o simplemente contemplándolos desde la distancia mientras pierden la vida poco a poco. Aunque una de sus manifestaciones más lúgubres y atroces, es cuando aparecía ante una persona con un niño entre los brazos y pidiendo auxilio, cuando la persona bienintencionada de turno iba a ayudarle, ella depositaba al bebe en sus brazos lo que provocaba la muerte del pobre desgraciado siendo congelado al instante mientras ella sonreía.


En el crudo invierno solía invadir los hogares de la gente con intención de matarlos mientras dormían, y poder beber su sangre caliente mientras observaba en sus ojos como sus vidas iban apagándose.
Yukionna es básicamente un yokai maligno relacionado con el invierno y las crueldades que las gentes de la época vivían en dicha estación.
Hoy día este espíritu de carácter folclórico goza de gran popularidad y fama en el país del Sol Naciente, e incluso a llegado al mundo occidental de la mano del cine, los videojuegos, la literatura, el manga, el anime, etcétera, algunos ejemplos podrían ser:

-          El videojuego NIOH
-          La serie manga y anime InuYasha
-          La película Sueños de Akira Kurosawa

A diferencia de Yukionna, Yamamba o Yamauba es una vieja decrépita, de cabellos blancos, y vestida con ropas andrajosas, que vivía en lo más profundo de los bosques de montaña.
Cuando aparecía ante los humanos perdidos solía devorarlos, ya que en muchas representaciones del arte nipon aparece con una boca enorme o incluso dos bocas en diferentes partes de su cabeza.
Yamamba es realmente poderosa, entre sus habilidades cuenta con todo tipo de artimañas como las de transformarse en una atractiva joven, en alguien querido para la persona extraviada o incluso mutar sus cabellos en serpientes (muy similar a Medusa de la mitología griega), todo ello para poder engañar a los humanos con los que quiere acabar.


Su morada era una choza destartalada entre los árboles de los bosques donde moraba, practicando allí sus altos conocimientos en venenos, pociones y brujería.
Yamauba es un yokai de los más poderosos y peligros en el folclore japonés, pero dentro de su maldad como ocurre en otros folclores y mitologías del resto del mundo, la Vieja de la Montaña posee un lado benévolo. Cuando ella lo cree oportuno ayuda a algún viajero a cambio de favores de diferentes tipos, e incluso ella fue la que crió al héroe huérfano Kintaro, el cual con el paso de los años se transformaría en un poderoso guerrero de la literatura nipona.
La leyenda de Yamamba, es relacionada por algunos estudiosos de la cultura japonesa con una época de carestía alimenticia que vivieron las islas de Japón hace siglos, y que obligó a muchísimos aldeanos a echar a sus ancianos de casa y enviarlos a las montañas para que allí muriesen y de este modo tener una boca menos que alimentar.
Si hacemos nexos con otras culturas y folclores mundiales, la Vieja de la Montaña tiene muchas similitudes por ejemplo con la bruja del cuento de Hansel y Gretel, con la bruja eslava Baba Yaga y otras muchas leyendas que se utilizaban para asustar a los niños y avisar de lo peligroso que era el bosque.
Yamauba al igual que Yukionna sigue muy presente en la cultura del país del Sol Naciente, apareciendo en todo tipo de expresiones artísticas como el teatro Noh, el cine y los videojuegos.

Comentarios