Hydna de Escíone la heroína olvidada de la Grecia Clásica

Leónidas I de Esparta, Temístocles de Atenas, Jerjes I, todos ellos son personajes muy importantes en lo que el denominado conflicto de las Guerras Médicas entre griegos y persas, figuras históricas tan famosas que han llegado hasta nuestros días, miles de años después de su muerte. Existen películas, cómics, merchandising y un largo etc sobre ellos, pero como siempre la historia olvida a personajes que han llevando a cabo hitos heroicos y dignos de mención y de recuerdo. Este es el caso de Hydna de Escíone (también conocida como Cyana de Escíone).

Gerard Butler actuando como Leónidas I en la película 300

La joven Hydna era hija del mejor nadador y buzo de la época, Escílias de Escíone, y como era de esperar su padre la crió en el mar, con lo que aprendió a nadar y a bucear desde temprana edad, convirtiéndose con el paso de los años en una de las mejores nadadoras y buceadoras de toda Grecia.
Su proeza más famosa, y por la que llegó a ser una de las heroínas de su patria sucedió durante las Segundas Guerras Médicas, y el intento por parte de Jerjes I de Persia de conquistar tierras helénicas.

Territorio donde sucedieron gran parte de las Guerras Médicas

El hecho acaeció, cuando la flota persa tuvo que amarrar y anclar sus naves cerca de las costas del monte Pelión, a causa de una fuerte tormenta que amenazaba con hundir parte de la armada de Jerjes. Los persas venían de derrotar a Leónidas de Esparta en la Batalla de las Termópilas, y el siguiente paso era acabar con las naves griegas que le saliesen al paso, todo indicaba que esa batalla se llevaría a cabo en Salamina.
Hydna y su padre Escílias valientemente se ofrecieron a prestar su ayuda a las tropas griegas, y les plantearon un plan donde ellos nadarían hasta las naves persas y las sabotearían en medio de la fuerte tormenta.

Representación de Escílias y Hydna cortando amarres de naves persas

Se dice que en la noche del ataque padre e hija, nadaron cerca de 10 millas en mar agitado y bravío hasta llegar donde estaba anclada la armada persa, silenciosamente fueron cortando los amarres de numerosos barcos, al dejarlos sin anclajes las naves fueron moviéndose sin control provocando numerosos daños y hundiendo un gran numero de ellas.
El retraso resultante de este sabotaje ayudó a los griegos a reforzar y mejorar su flota lo que conllevó a la posterior victoria helénica en la Batalla de Salamina.

Mapa de la Batalla de Salamina

Según Pausanias, después de este hecho sin precedentes, los griegos erigieron dos estatuas en el Templo de Delfos el lugar más sagrado de la Grecia clásica en honor al padre y a la hija. Se dice que durante el gobierno de Nerón en Roma, esas estatuas fueron saqueadas y llevadas a tierras del Lacio por mandato del emperador.

Como podemos ver con Hydna la historia una vez más fue ingrata, y dejó en el olvido a una mujer valiente y fuerte que ayudó a su patria a vencer a sus enemigos, en este artículo quiero que su memoria siga presente.

Para leer más sobre la Grecia Clásica aquí os dejo un enlace sobre un blog recomendado:
https://antenahistoria.wordpress.com/2016/04/13/ah-20-esto-es-esparta/

Comentarios

  1. una de las culturas mas importantes del mundo es la antigua grecia aunque nuestra cultura maya no se queda atras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de la antigua Grecia es la cultura más importante de la Historia por su influencia durante más de dos mil años en la cultura del mundo (Desde Roma hasta hoy... y lo que le queda), y la cultura maya se queda muy, pero que muy atrás por su nula influencia en cosa alguna.

      Eliminar

Publicar un comentario