domingo, 22 de enero de 2017

Cher Ami ¿O de cómo una paloma salvó a un batallón de soldados?

Los hechos bélicos en ocasiones crean héroes de lo más variopinto, héroes que jamás imaginaríamos. Este es el caso de “Cher Ami” (en francés querido amigo), una paloma mensajera que salvó casi doscientas vidas en la batalla de Argonne dentro del conflicto global de la Gran Guerra (I Guerra Mundial).
La historia que haría héroe a una paloma comenzó el 3 de octubre de 1918 cuando un batallón formado por más de 500 hombres de la 77ª división del ejército de Estados Unidos quedó atrapado y sin comunicación tras las líneas enemigas.

Recreación de la Batalla de Argonne

El batallón al mando del Mayor Charles Whittlesey recibió ataques tanto de enemigos como de fuego amigo (al no saber los aliados en que posición se encontraban), muchos hombres fueron muertos o hechos prisioneros por las tropas germanas.
El Mayor Whittlesey a la desesperada intentó enviar mensajes a sus compañeros de la retaguardia a través de palomas mensajeras. Las dos primeras fueron abatidas por las fuerzas alemanas y los mensajes nunca llegaron a puerto. La última paloma mensajera era “Cher Ami”.
Era la última oportunidad del batallón perdido, la última esperanza. Le ataron el mensaje a su pata izquierda, un mensaje que decía:

-          Estamos junto a la carretera paralelo 276,4. Nuestra propia artillería está lanzando un bombardeo directamente sobre nosotros. Por el amor de Dios, deténgalo.

Lanzaron a “Cher Ami” al aire y la paloma voló hacia su destino surcando el cielo, la última esperanza alada de un montón de hombres que estaban al borde de la muerte. El valiente animal pronto fue divisado por las tropas enemigas, las cuales comenzaron a dispararle sin cesar, durante unos minutos la Columba livia mantuvo el vuelo hasta que fue alcanzada por el fuego de los alemanes y fue derribada como sus ultimas dos compañeras.

Ilustración de Cher Ami

El batallón norteamericano estaba perdido no tenían ningún modo de comunicarse con sus compañeros, pero lo que ellos no sabían es que “Cher Ami” prácticamente renació de sus cenizas como un pequeño Ave Fénix y volvió a retomar el vuelo arribando a su destino a una distancia de unos 30 kilómetros y consiguiendo así portar su mensaje de salvación.
El pequeño y valiente animal llegó malherido a zona segura, cegada de un ojo, herida en el pecho, con una de sus patas colgando de un solo tendón y cubierta de sangre. Los médicos aliados viendo de este modo a la pequeña heroína (ya que era una hembra), hicieron todo lo posible por salvarle la vida lo cual consiguieron después de muchos esfuerzos, aún así no pudieron hacer nada por su pata izquierda.

Recreación del Ave Fénix

“Cher Ami” se convirtió en la salvadora de parte de la 77ª división Norteamericana, y sus soldados le tenían gran cariño llegando a tallarle una pequeña pata de madera para suplir la que había perdido en servicio.
Cuando terminó la Guerra, nuestra valiente ave fue embarcada rumbó a los Estados Unidos de América, llegando a ser despedida por el general John J. Pershing en persona.
“Cher Ami” terminó con un historial de 12 vuelos transportando mensajes de importancia y con su gran hito en la batalla de Argonne, llegando al punto de ser una heroína para los niños de los años 20 y 30 y apareciendo en todos los tabloides norteamericanos.
Antes de su muerte y disecación el 13 de junio de 1919, la pequeña paloma había sido premiada con la Cruz de Guerra, y se había transformado en un personaje del folklore norteamericano.
Hoy día podemos ver a “Cher Ami” en el instituto “Smithsonian” en Washington D.C” o informarnos sobre ella en diferentes plataformas ya sea libros, películas e incluso videojuegos.
En definitiva lo que está claro, es que hoy día en muchas ciudades, la paloma es considerada por muchos como ratas con alas, pero con seguridad aquellos hombres y sus descendientes consideraran a este tipo de ave algo más cercano al Espíritu Santo que a una plaga animal.

Cher Ami en el Instituto Smithsonian

8 comentarios:

  1. Estupendo, bro. Es una descripción maravillosamente escrita. Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante ,excelente explicación.Gracs x compartir

    ResponderEliminar