miércoles, 1 de junio de 2016

Pasenado por el pasado, el pequeño templo romano de la ciudad de Vic

Situado en el núcleo antiguo de la actual ciudad de Vic, capital de la comarca de Osona en la provincia de Barcelona (antigua ciudad romana conocida como Ausa, llamada así por ser la antigua capital del pueblo íbero de los Ausetanos antes de la conquista romana).

Mapa con los antiguos pueblos de Hispania, Ausetanos en el centro de la que hoy es Cataluña

El templo fue erigido en el siglo II d.C en una de las épocas de mayor esplendor del Imperio Romano. Aunque no se sabe nada sobre el culto que se practicaba en el templo, es muy probable que estuviese dedicado como en muchos casos a la Triada Capitolina (Jupiter, Juno, Minerva) y posiblemente fue el templo más importante de la antigua Ausa romana.

 Fachada del templo romano de Vic

Hoy día sabemos que durante los siglos posteriores a la caída del Imperio Romano el templo tuvo diferentes funciones. En el siglo VIII fue utilizado como caserna o fortaleza por los sarracenos, después de la reconquista del territorio por parte de los cristianos, Guifré el Pilós lo transformó en parte de un castillo en el siglo IX y a partir del siglo XI cuando pasó a formar parte del patrimonio de la familia Montcada, el templo fue cubierto por el castillo que construyó dicha familia. Varios siglos después entre los siglos XVI - XIX también fue utilizado como granero y prisión de la ciudad.
Aunque lo más curioso de toda la historia de ésta construcción es que de ella no se sabía nada hasta que en el año 1882 se decidió demoler el castillo de los Montcada
y descubrieron con estupor que el templo se incluía como parte del patio de dicho recinto.

 Antiguo castillo de los Moncada, en la ciudad de Vic

El templo fue restaurado de manera muy eficaz entre los años 1930 - 1954, integrando algunos de los elementos originales como son los fragmentos de la columna de la derecha y algunos de los capiteles, la mayoría de las columnas fueron construidas en el año 1959 siguiendo el estilo de la única columna existente junto con algunos capiteles de estilo corintio que fueron creados por el escultor ausetano Pere Puntí i Terra.

El escultor Pere Puntí i Terra

Arquitectónicamente hablamos de una construcción que mide 12,10 metros por 10, 10, construido encima de un podium al que se puede acceder subiendo una escalera situada en la fachada central del edificio, con un pórtico de 6 columnas acabadas en capiteles de estilo corintio que sostienen un frontón y una columna lateral a cada lado que completan los espacios de la entrada.

El templo fue declarado monumento histórico artístico en el año 1931, y actualmente se utiliza para pequeñas exposiciones, siendo uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.
Como final, aconsejar a la gente que pueda leer ésta entrada, que la ciudad de Vic es una preciosa ciudad con mucha cultura e historia, y lugares dignos de visitar que te transportan a épocas pretéritas de éste precioso país.

2 comentarios:

  1. Y menos mal... En muchos, muchísimos, demasiados casos, por desgracia, nuestro desconocimiento de nuestra propia historia ha hecho que tratemos sin el debido respeto a muchas construcciones con un rico pasado que no hemos sabido valorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, España a tardado mucho en darse cuenta, del legado cultural que tiene nuestra tierra. Es una pena.

      Eliminar